miércoles, 16 de febrero de 2011

CRÓNICA PARA PADRES

Hoy quiero compartir con todos un texto que leí esta mañana y me llegó muy profundo, a pesar de aun no tener hijos. Espero todos tomen conciencia con esta lectura.
Extraido de AQUICRÓNICA PARA PADRES

Mientras vivas en esta casa obedecerás las reglas. Cuando tengas tu casa obedecerás tus propias reglas. Aquí no gobierna la democracia, no hice campaña electoral para ser tu padre o madre. Tú no votaste por mí.

Somos padres e hijo por la gracia de Dios y yo acepto respetuosamente el privilegio y la responsabilidad aterradora. Al aceptarla adquiero la obligación de desempeñar el papel del padre y de madre.

No soy tu cuate, nuestras edades son muy diferentes. Podemos compartir muchas cosas pero no somos compañeros. ¡Somos tus padres! ¡Y eso es cien veces más que un amigo!.

También soy tu amigo, pero estamos en niveles completamente distintos. En esta casa harás lo que yo diga y no debes cuestionarme porque todo lo que yo ordene, estará motivado por el amor.

Te será difícil comprenderlo hasta que tengas un hijo, mientras tanto confía en mí...

Atentamente

Tus padres".


Gran parte del problema que estamos viviendo es gracias a tanto padre buena onda.

Para tomarse en cuenta. Responsabilidad, amor, respeto, ejemplo: Principios elementales.

Bueno, pero ¿Qué nos pasa? ¿Qué es lo que nos hace suponer, que alguien más tiene la responsabilidad de cuidar de nuestros hijos, si nosotros, que se supone que somos los que más los amamos, no queremos tomar esa responsabilidad?

Es ridículo ver esas mesas redondas, en las cuales funcionarios públicos, dueños de bares y discotecas, miembros de comités ciudadanos y medios de comunicación, se culpan unos a otros por algo que no es más que falta de responsabilidad de nosotros los padres.

Que si en los bares le venden alcohol a menores, que si los agentes de tránsito reciben sobornos, que si no cierran estos lugares a la hora señalada, que los jóvenes salen de estos lugares “totalmente borrachos”.

¿Pero dónde están los padres de éste menor que tomó más de la cuenta? ¿Quién lo recibe en su casa a esas horas y en ese estado? ¿Quién le dio el dinero para entrar en el bar, para el alcohol y para el soborno? ¿Dónde están los padres que le dieron el carro a un menor que no es capaz de hacerse responsable y maneja aunque esté tomado?

¡Por favor! ¿En qué piensan los padres de esos jóvenes que salen de su casa a las 11:00, habiendo empezado a tomar desde la tarde, durante el partido de Cerro o de Olimpia?

¿Y qué están pensando los padres de la jovencita de 16 o 17 años, o de más o menos años, que va a conseguir "que la traigan" de regreso con la mamá de Fulanita, sin querer enterarse de que esa mamá ni siquiera está en la ciudad?

¿Por qué queremos pasarles la responsabilidad de decidir en manos de quién ponen su vida si todavía no son capaces de decidir de qué color pintarse el pelo, hoy de color rojo y mañana mejor negro?

¿Por qué les damos permiso a nuestras hijas de irse a dormir después de la disco a casa de una amiga y les cargamos la responsabilidad de llevarlas ,a los novios o amigos o desconocidos?

¿Quién sabe a qué hora y no sabemos ni cómo, pues puede ser que tomen de más ¿Por qué queremos creer que son maduros y responsables si nosotros mismos no lo estamos siendo?

Nos volvemos ciegos a los peligros por comodidad, nos hacemos los "buena onda" y decimos "es que yo sí le tengo confianza a mi hija".

¡Yo confío en mi hijo! ¡Jamás haría una cosa de esas!

Lo que tenemos es comodidad y no queremos o no sabemos actuar como padres.

Nuestros hijos no necesitan que seamos sus amigos, ellos ya tienen un montón de amigos, de su edad.

Nuestros hijos necesitan padres valientes y responsables ,aunque a veces pequemos de malos, pero que fundamenten principios básicos, que pongan reglas y luego estén ahí para ver que se cumplan.

¿Cómo va a depender la seguridad de mi hijo del guardia de seguridad de una disco? o del agente de tránsito, o si el dueño de la disco no cumple la ley y cierra a las 6:00 en lugar de a las 3:00.

Yo creo que sí debería de haber un horario, "pero el que los padres pongamos en las casas", independientemente de la hora que cierren los infinitos lugares donde puedan ir.

No importando que sean cualquier tipo de reunión, fiestas, cumpleaños, discos, eventos de colegio, de amigos ni nada..

¿De qué tenemos miedo papás? ¿Porqué no podemos poner reglas? ¿Porqué no podemos exigir que se cumplan? ¿Porqué abandonamos a nuestros hijos en busca de nuestras propias comodidades?

Si los jóvenes no necesitaran guía, si no necesitaran límites, ni autoridad a quién respetar, no existiríamos los padres.

Se nos encomendó una misión muy especial, la más grande: colaborar con Dios en la Creación y es a nosotros a quien se nos pedirá cuentas por nuestros hijos; no al dueño del bar, ni al amigo de nuestro hijo que iba conduciendo borracho cuando chocaron, ni al novio que se está luciendo de lo rápido que maneja y lo bien que “controla” el auto aún estando borracho, ni al policía, ni al maestro, ni nadie más.

Nunca, nadie podrá hacer que nuestros hijos regresen a casa a tiempo y a salvo, si nosotros no podemos hacerlo. No existe ley, ni horario, ni funcionario capaz de hacer por nuestros hijos, lo que nosotros no queremos hacer.

Actuar como padres es muy difícil, y claro, oír de ellos “es que todos te tienen miedo, papá”, pues no importa! ¡Aunque nos digan que nos odian! Nada vale mas que la vida...la vida de nuestros hijos.

No estamos en campaña de elecciones para ser el papá más popular del año, pues ya cada quién tiene el padre que le tocó y sería estúpido poner en peligro la seguridad de nuestros hijos por quedar bien y caerles bien a sus amigos y aún más estúpido utilizar a nuestros hijos como instrumentos de venganza hacia nuestras fallidas relaciones en esta época de tantos padres divorciados.

Es horrible oír de muertes de muchachos así, que han tenido la desgracia de toparse con esos otros jóvenes, hijos de padres "buena onda".

Incluso oír de muertes de niños por accidentes o asesinatos que no han estado al cuidado de su papá y/o mamá. Es increíble ver a los niños(as) jugando solos en la calle sin ningún cuidado y es increíble ver a nuestros jóvenes metidos en distintos lugares durante todo el fin de semana tomando y en muchas ocasiones drogándose ya sea por voluntad propia y/o propiciados por tanta gente sin moral y sin escrúpulos

No estaría mal ganarnos el respeto de nuestros hijos, tomando las riendas de su vida, haciéndonos responsables de su hora de llegada, de lo que toman, de sus calificaciones, haciéndoles saber lo que esperamos de ellos y creando los medios para ayudarles en su lucha para conseguirlo. Al fin y al cabo, es sólo para ellos y por ellos. Todo y por nosotros también, todo, y por nosotros también ¿Quién quiere ver a su hijo muerto?


Pongamos los pies sobre la tierra, seamos conscientes.

Los jóvenes y niños, lo único que necesitan, es que actuemos como padres.

“SOCIEDAD DE PADRES QUE AMAMOS A NUESTROS HIJOS”.

Únete a la campaña conmigo, una madre preocupada.

Elena de Cardozo

A mi en particular me encantó. Espero sus opiniones.

Cariños a todos!
Y FELICIDADES por el Dia del Amor y La Amistad... atrasado pero lo que cuenta es que llega... jiji!!


7 comentarios:

Dos Lunas dijo...

Amiga veo que aún en distintos países la problemática es la misma!!coincido total y abiertamente con la publicación, trajimos hijos al mundo y tenemos que hacernos cargo, fué nuestra elección, luego, será la de ellos, mientras tanto a ponerle el pecho!!besos Argentinos!!!

DINORAH dijo...

Hola amiga, desde hoy soy seguidora de tu hermoso blog, me superencanto esa cronica te felicito toda es verdad, besitos

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias por quedarte en Estoy a tu lado, disculpa que hoy no te comente, me he tomado unos días de descanso de comentarios , para poder atender el correo de mi apostolado , que lo tengo super lleno
Te dejo mi ternura
Sor.Cecilia

Serggia dijo...

Totalmente de acuerdo con este texto.
Es muy fácil y cómodo decir que sí a todo lo que piden los hijos. Y un arduo trabajo poner reglas y límites, porque los resultados se ven a largo plazo. Cuando vemos a nuestros hijos ser hombres y mujeres de bien y responsables.
Pero asumimos una gran responsabilidad al ser padres.
Un fuerte abrazo amiga.

CARILINDA dijo...

Hola Evelyn! Que linda reflexión...y tienes toooda la razón, no es fácil criar hijos hoy, educarlos...tengo un adolescente y dos niñas..me identifico con el texto, yo misma le he tenido que decir que en la casa hay "dictadura", que se hace lo que los papás decimos y no lo que el mundo le ofrece...Creo que la clave para criar hijos hoy es aplicar el conocimiento bíblico, por algo Dios nos dejó esos consejos en la Biblia, es que estamos lidiando en lo que Pablo le dijo a Timoteo "estamos viviendo en tiempos peligrosos", donde a lo malo se le llama bueno y a lo bueno, malo...Saludos!

maria eugenia dijo...

muy bueno!,yo soy mama de dos nenas,y la verdad a veces me pregunto sino sere muy estricta,pero,leyendo este escrito me siento relajada,pensando que esta bien,cuidarlos y no querer desentenderse solapadamente de los hijos.No somos amigos,somos padres. Las reglas y limites deben ser con afecto .

Diosaoasis dijo...

Debe ser dificil ser padre.
Pase a visitarte un saludote amiguita que tengas buen dia.

Gracias por tus comentarios!!!